RECOMENDACIONES POSTOPERATORIAS

Una vez el médico ha autorizado su egreso de la clínica, por favor siga estas recomendaciones, las cuales buscan facilitar el proceso de recuperación postoperatoria. Las indicaciones pueden variar en cada caso, por favor lea con atención y discuta con su cirujano las posibles dudas que se presenten antes de que se realice el procedimiento quirúrgico. Prepare su casa y a su familia para que la recuperación postoperatoria sea más sencilla.

Llegando a casa

  • El regreso a casa debe ser de preferencia en un vehículo particular o taxi. Si debe viajar para su regreso a casa, deténgase cada 2 horas y camine por 10 o 15 minutos para evitar la formación de coágulos en las piernas.

  • Aunque debe descansar, puede levantarse al baño y realizar actividades básicas. Hágalo lentamente en compañía de un familiar y por etapas: primero sentado, luego de pie sin moverse por 1 o 2 minutos y después camine lentamente durante el primer día, utilizando siempre las muletas.

  • Evite caídas: Utilice siempre las dos muletas o el caminador hasta que su cirujano y el fisioterapeuta le indiquen el momento y la forma de abandonarlos.

  • Camine cuatro o cinco veces al día, aumentando progresivamente el tiempo y la distancia de la caminata

  • Mantenga las piernas en alto para evitar la inflamación, no permanezca en la misma posición por más de una hora.

  • Cuando esté acostado o sentado no use almohada debajo de la rodilla operada, esto facilita la aparición de deformidades en flexión que posteriormente son difíciles de corregir

  • Duerma en una posición que le resulte cómoda, evite hacer presión sobre la herida quirúrgica.

Aseo personal y cuidados de la herida

  • Realice diariamente su higiene personal como acostumbra, cubra con una bolsa plástica los vendajes para evitar que se mojen.

  • En la ducha tenga a mano todo lo necesario para su aseo personal, tenga a la mano sus muletas o caminador.

  • En lo posible equipe la ducha de barras de seguridad y piso de material antideslizante, utilice una silla plástica para mayor seguridad y soporte

  • Aplique hielo en la zona operada por 10 a 15 minutos varias veces al día, evite mojar el material que cubre las heridas.

  • Si los vendajes se mojan o se ensucian, retírelos, seque la herida, NO ES NECESARIO aplicar nada sobre ella, cubra nuevamente para evitar roces y maltrato de la piel. Su médico le indicará en qué momento puede mojar nuevamente la herida o descubrirla.

  • Utilice ropa cómoda que no haga presión sobre el área quirúrgica.

  • Los puntos se retiran en general a las 2 semanas de la cirugía, su cirujano le dará la indicación respectiva.

Medicamentos y dieta

  • Tome los medicamentos formulados para manejo de dolor a horas establecidas, esto permite un mejor control del dolor. Si presenta algún efecto secundario, o el dolor no se controla adecuadamente por favor consulte a su médico tratante.

  • Consuma únicamente los medicamentos ordenados por el especialista y en el horario establecido.

  • Si toma medicamentos de forma crónica para la hipertensión arterial, diabetes, hipotiroidismo, etc., pregunte a su médico antes del egreso de la clínica en qué momento puede reiniciarlos.

  • Para evitar el estreñimiento consuma alimentos ricos en fibra (frutas, verduras, granos integrales) y beba de 6 a 8 vasos de agua al día

  • Prefiera iniciar la dieta con líquidos claros que no tengan gas. Evite las bebidas ácidas y la leche o sus derivados. Ingiera alimentos suaves los primeros días.

  • No incluya en su dieta alimentos que no acostumbra tomar, pueden causarle diarrea o favorecer la aparición de estreñimiento.

  • No ingiera bebidas alcohólicas y no fume

  • Antes de consumir vitaminas, medicamentos naturistas o suplementos alimentarios por favor consulte con su médico.

Profilaxis antitrombótica

En algunos procedimientos quirúrgicos, tales como el reemplazo articular, y en determinados pacientes que presentan factores de riesgo para enfermedad tromboembólica, suelen tomarse algunas medidas después de la cirugía que previenen su aparición. En la consulta pre-operatoria su médico determinará el tipo de medicamentos que debe usar, el tiempo de administración y si es necesario el uso de medias antiembólicas. Si es su caso, siga estas recomendaciones:

  • Administre los medicamentos siempre a la misma hora del día

  • Tómelos por el tiempo recomendado por su médico

  • No consuma medicamentos como la aspirina de forma simultánea

  • Utilice las medias antiembólicas por el tiempo recomendado, en general mientras esté utilizando el medicamento (Enoxaparina, Rivaroxaban), úselas durante todo el día, puede retirarlas para dormir.

  • Verifique que las medias queden completamente estiradas sobre la piel, evite arrugas, especialmente cerca de la herida quirúrgica, ya que pueden presentarse ulceraciones o quemaduras por fricción.

Rehabilitación

En el postoperatorio inmediato su médico le recomendará algunos ejercicios que debe iniciar de forma inmediata con el fin de evitar la aparición de complicaciones tempranas. La terapia física debe iniciarse lo más pronto posible, a menos que su cirujano le indique lo contrario. Mientras inicia formalmente su rehabilitación siga estas recomendaciones:

  • Utilice siempre las muletas o el caminador para desplazarse, los primeros días no hay un buen control muscular de la extremidad operada y puede caerse fácilmente.

  • Apoye suavemente la pierna operada, acompañando con las muletas. Si debe evitar el apoyo su médico se lo explicará claramente antes de la cirugía.

  • Movilice el tobillo hacia arriba y hacia abajo: 50 veces, 4 o 5 veces por día

  • Apriete el muslo contra la cama de forma sostenida contando 20 segundos y aumente progresivamente el tiempo: 50 veces, 4 o 5 veces por día

  • Doble la rodilla hasta donde le permita el vendaje: 20 veces 4 o 5 veces por día

  • Acostado eleve la extremidad completa unos 20 o 30 cm sobre la cama, cuente 20 segundos y descanse. Repita 20 veces, 4 o 5 veces al día. Inicialmente puede tener ayuda y a medida que el ejercicio se facilita, prolongue el tiempo y la frecuencia del ejercicio y hágalo sin ayuda.

  • No utilice almohada debajo de la rodilla cuando esté sentado o cuando esté acostado, prefiera utilizarla debajo del tobillo por períodos cortos

  • Camine 4 o 5 veces al día dentro de su habitación y en la casa

  • No permanezca en la misma posición por más de una hora

Signos de alarma

Cualquier procedimiento quirúrgico puede presentar complicaciones tempranas o tardías. Usted debe conocer cuáles son los signos de alarma que debe detectar y que son motivo de consulta por el servicio de urgencias en la institución donde se realizó el procedimiento quirúrgico.

Si presenta alguno de los siguientes síntomas, por favor póngase en contacto con su cirujano o consulte al servicio de urgencias

  • Fiebre (Temperatura mayor a 38 grados)

  • Supuración con pus o mal olor, enrojecimiento, hinchazón o dolor en el lugar de la herida

  • Dolor que no mejora con los analgésicos formulados

  • Dolor en la pantorrilla o muslo

  • Dolor en el pecho

  • Dificultad para respirar

  • Cambios de color o temperatura de la pierna

  • Síntomas urinarios (ardor para orinar, cambios de coloración u olor de la orina)

  • Caídas o traumas directos sobre el sitio de la herida quirúrgica

Gracias por tomarse el tiempo de leer estas recomendaciones. Si tiene algún comentario o duda al respecto no dude en consultarnos en el link CONTACTO.


SOLICITAR CITA