CUIDADO DE LAS INMOVILIZACIONES

¿Qué es una inmovilización?

La inmovilización es un tratamiento médico que busca prevenir el desplazamiento mayor de un hueso o una articulación que ha sufrido un trauma. Permite mejorar el dolor, facilitar el transporte del paciente y disminuir el daño de los tejidos blandos cercanos al sitio del trauma. Generalmente en urgencias se utilizan férulas de yeso y en ocasiones yesos circulares.

¿Qué cuidados se deben tener con las férulas y yesos?

Las férulas y yesos requieren unos cuidados especiales con el fin de que se conserven en buen estado por el tiempo que debe permanecer inmovilizada la extremidad, por tanto:

 

  • No la moje

  • No la retire parcial o totalmente

  • Para bañarse utilice una bolsa plástica y eleve la extremidad para evitar que se humedezca

  • No introduzca objetos dentro de la férula o yeso, puede ocasionarse una herida en la piel que puede sobre-infectarse

  • No raye o escriba sobre los yesos, la tinta humedece y deteriora el material de la férula

  • Mueva activamente los dedos, a menos que su médico le haya dicho lo contrario

  • No use anillos, pulseras o relojes en la extremidad afectada, pueden inflamarse los dedos y pueden ser muy difíciles de retirar o incluso comprometer la vitalidad de la extremidad

  • Mantenga elevada la extremidad para evitar que el edema aumente

  • Si es el miembro superior el que esta inmovilizado, utilice un cabestrillo para que le ayude a descargar el peso de la extremidad

  • Si es el miembro inferior utilice las muletas y no realice apoyo, a menos que su médico le indique lo contrario

pp1

Signos de alarma

El paciente debe conocer cuales son los cuidados que debe seguir y cuáles son los signos de alarma que deben alertarlo para consultar de forma temprana a urgencias y evitar complicaciones asociadas a la inmovilización:

 

  • Dolor que no mejora con los analgésicos prescritos

  • Edema o hinchazón que no mejora con la elevación de la extremidad

  • Entumecimiento, hormigueos, escozor

  • Cambios en la sensibilidad

  • Disminución o pérdida de la movilidad de los dedos afectados

  • Disminución del llenado capilar

  • Frialdad

  • Cambios de coloración en la piel

  • Olor desagradable

  • Sensación de zona caliente dentro del yeso

  • Clavar o penetrar el yeso con cualquier objeto

¡Debe abrir el yeso y consultar inmediatamente a URGENCIAS!!

SOLICITAR CITA